Cargando


Por una rodada ecológica


Cada año se desechan 40 millones de toneladas de neumáticos en México, y de estas solo se recicla 12 %, mientras que el resto acaba en vertederos, rellenos sanitarios, ríos, mares, calles y azoteas; un grave problema ambiental.


Reciclaje de neumáticos

Las llantas, elaboradas con grandes cantidades de energía y petróleo, son eliminadas mediante la quema directa; esto provoca emisiones de gases con partículas nocivas para el entorno, así como generación de CO2 (gas compuesto por oxígeno y carbono) que, si se libera en grandes cantidades, intensifica el efecto invernadero natural (tapa que impide que desaparezca el calor de la superficie y que la Tierra se enfríe), lo que acaba por incrementar la temperatura del planeta y se genere el calentamiento global, de acuerdo con datos de la organización conservacionista independiente Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).


¿Cómo reutilizarlas?

Reutilizar neumáticos

Los neumáticos contienen acero y materiales orgánicos que pueden emplearse en otros rubros, como en la pavimentación de carreteras ecológicas (se mezcla el asfalto y el polvo de caucho de llantas usadas) y en las bases de suelo en campos de juego, entre otros.


Asimismo, el hule y otros materiales que contiene este producto han sido utilizados por emprendedores para crear impermeabilizante, sustituto de diésel, material de construcción y muebles.


Acorde con información de la compañía Recubrimientos Ecológicos y Reciclados, en México se reciclan alrededor de 5 millones de llantas en productos ecológicos y en la industria cementera, pero hace falta un mayor trabajo.


Ideas para reciclar neumaticos

La Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas y Plantas Renovadoras de México, en 2016, cumplió normas oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que los productores y comercializadores de neumáticos reciclen llantas. Con esta medida se espera recuperar 14 millones de llantas en cinco años.

Gracias a su nuevo uso, podemos decir que el reciclaje de neumáticos ayuda a disminuir la cantidad de desechos y, por tanto, a limpiar el mundo.