Cargando


Bicicleta, la opción amigable

Tania Elias
@magiovilla


La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declara el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta, por ser un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible para las poblaciones y limpio.


Bicicleta, la opción amigable

La bicicleta incentiva el ejercicio físico, ayuda a proteger el medioambiente porque se evita el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero que producen los automotores y busca solucionar los problemas de movilidad en las grandes urbes.


De acuerdo con un estudio de la consultora Euromonitor International, México ocupa el lugar 46 en el uso de bicicletas en el mundo, y dos de cada 10 hogares en el país cuentan con una, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


Debido a que casi 75 millones de familias utilizan, por lo menos, una para transportarse, las autoridades han implementado diferentes tipos de carriles para propiciar su uso.


Bicicleta eléctrica

El Valle de México, con 147.34 km, es la zona con mayor número de ciclovías, seguido de Hermosillo, en Sonora, con 84.4 km; León, Guanajuato, con 71.94, y Guadalajara, 65.14.


Las necesidades de movilidad de los mexicanos indican un crecimiento en el uso de este medio; además, es una opción económica para la mayoría de las personas que no pueden comprarse un automóvil, gastan demasiado dinero en el transporte público o quieren contribuir al cuidado del planeta.


Y la eléctrica, ¿contamina?

Por su versatilidad, en los últimos años, se ha incrementado el número de bicicletas eléctricas para recorrer distancias más largas en poco tiempo; sin embargo, esta modalidad no está exenta de emitir gases perjudiciales para el ambiente.


Use un casco de ciclista, claxon y luces para evitar accidentes

Un estudio de Ecoivent, asociación dedicada a promover y respaldar la disponibilidad de datos ambientales, afirma que este tipo de transporte genera 300 kg de CO2 durante toda su vida y recorre una media de veinte mil kilómetros. No obstante, su huella de carbono es 16 veces menor que la de un automóvil y seis menos que una moto.


Aunque emite 60 % más gases que una convencional, es una alternativa para reducir nuestra huella de carbono.


Consejos para utilizarla

  • Use un casco de ciclista, claxon y luces para evitar accidentes
  • Ceda el paso a los peatones y evite circular en las banquetas
  • Porte un kit de parches, bomba de aire y una cámara extra para las llantas
  • Evite circular atrás de los vehículos que impidan la visibilidad
  • Elija vialidades con poca densidad de tránsito
  • Aprenda los señalamientos básicos
  • Pedalee en el sentido de los automóviles
  • Lea manuales sobre las normas de circulación segura