Cargando


10 beneficios ambientales de plantar un árbol



Más allá de embellecer jardines, ciudades y conectarnos con la naturaleza, los árboles son nuestros aliados contra el cambio climático; hay más beneficios obtenidos de los árboles de lo que crees, así que te decimos por qué es importante que todos nos sumemos a la causa de reforestar.


Descubre lo que los árboles pueden hacer por nuestro planeta:


1. Combaten el cambio climático

Si la gente es buena en algo, es en acumular dióxido de carbono en la atmósfera. Sí, el dañino CO2, que contribuye al cambio climático; el problema más grande con que lidiamos y que los árboles pueden ayudar a resolver. Absorben el CO2 del aire, lo almacenan y liberan oxígeno. Anualmente, un terreno de 4 mil metros cuadrados con árboles absorbe la cantidad de dióxido de carbono equivalente a manejar tu auto durante 41 mil kilómetros. Los árboles son nuestras herramientas principales de supervivencia. Tómalo en cuenta: un solo árbol produce suficiente oxígeno para cuatro personas.


10 beneficios ambientales de plantar un árbol

2. Purifican el aire

Seguro has sentido una sensación de respirar “aire más limpio” en los bosques o junto al mar. Ello se debe a los árboles purifican el aire; absorben gases contaminantes, tales como el óxido de nitrógeno, ozono, amoniaco o dióxido de azufre. Además, los árboles también absorben olores y actúan como filtro, ya que sus hojas atrapan pequeñas partículas. Un terreno de cuatro mil metros cuadrados (un acre) de árboles maduros puede proveer oxígeno para 18 personas.


3. Enfrían nuestras ciudades

A diario nos sorprendemos de las noticias que hablan del calentamiento global.


La temperatura promedio en una ciudad como Los Angeles, por ejemplo, aumentó 3.3 grados centígrados, al mismo tiempo que la cobertura arbórea se redujo, sea por tala o remoción, debido a la construcción de más edificios, calles y carreteras. El asfalto y cemento absorben calor; hacen que las ciudades sean un lugar más caluroso. Un dato: los árboles reducen el calor en las ciudades hasta por 5.5 grados centígrados, al proveer sombra y liberar agua.


Importancia de la reforestación

4. Son un aire acondicionado natural

¿Amas la naturaleza? Esto te hará querer más árboles, porque sembrándolos de manera estratégica, en tu casa puedes reducir el uso de aire acondicionado. Así, no solo ahorras, sino que reduces las emisiones de plantas energéticas. Recientememnte, arquitectos y ambientalistas llegaron a una gran solución: Los “techos verdes”, una forma creativa de incorporar vegetación en tu hogar y proveer beneficios ambientales a la comunidad mientras ahorras dinero en recibos de electricidad. Piénsalo.


5. Ahorran agua

Es un hecho que reducen la temperatura, pero los árboles también contribuyen al ahorro de agua. La sombra que proveen hace que el agua se evapore más lento. Los árboles requieren 60 litros de agua a la semana para sobrevivir… y liberan entre 800 y 1,800 litros de agua ¡al día!


6. Evitan la contaminación del agua

Son un filtro importante: el agua de lluvia puede estar llena de contaminantes derivados del fósforo y nitrógeno. Sin árboles, la lluvia fluye a lagos y océanos sin ser filtrada. Los árboles separan el agua de lluvia y permiten que entre a la tierra y se filtre. Por lo tanto, los árboles evitan que el agua de los océanos se contamine. Además de los árboles, los "techos verdes” pueden ayudar a reducir los efectos de la llamada lluvia ácida.


Los árboles absorben el CO2 del aire, lo almacenan y liberan oxígeno

7. Son el hogar de fauna silvestre

Los árboles también contribuyen a aumentar la biodiversidad, ya que se convierten en fuente de alimento y hábitat para la vida silvestre. Un solo árbol de manzanas, produce alrededor de 130 kilogramos de fruta por año, las cuales pueden nutrir a insectos, aves y vida silvestre. Puede ser plantado en superficies pequeñas y su efecto en el ambiente es maravilloso.


8. Fuentes de energía renovable

Es cierto: uno de los problemas más grandes que afronta la humanidad son los combustibles fósiles, que además de sus propiedades tóxicas, son finitos. La buena noticia es que muchas compañías ya se enfocan en fuentes de energía renovables. De ser tratados y talados de manera sustentable, los árboles pueden convertirse en fuente de energía renovable. Son fáciles de usar, han estado aquí desde el principio de los tiempos, y con un manejo de los bosques inteligente, pueden convertirse en un excelente combustible amigable con el medioambiente.


9. Refuerzan el suelo

Los árboles son uno de los mejores aliados cuando se trata de agricultura. Actúan de manera positiva en muchas formas; reducen la erosión, incrementan la fertilidad del suelo, y ayudan al suelo a obtener humedad. Las hojas caídas de los árboles, reducen las temperaturas del suelo y ayudan a que pierda demasiada humedad. Las hojas caídas se convierten en abono (nutrientes) para el crecimiento libre de plantas y promueven el desarrollo de microrganismos.


Los árboles reducen el calor en las ciudades

10. Controlan la erosión

El viento y la lluvia son dos fuerzas primarias para la erosión que dañan el suelo. Al caer, las gotas de lluvia ganan suficiente inercia para penetrar la superficie y si a ello le sumamos una tierra seca, el viento puede generar un daño significativo. Los árboles funcionan como gigantes paraguas que amortiguan la caída del agua, al tiempo que sus raíces mantienen la tierra junta y protege el suelo de los efectos del viento.


Conclusiones:

Existen múltiples beneficios ambientales al plantar un árbol.

Plantarlos estratégicamente en tu hogar, puede atraer beneficios enormes en el ambiente. No solo te ayudan a restaurar la calidad de vida en tu comunidad, protegen el ambiente y combaten el cambio climático, sino que un árbol siempre es una buena idea.

En SíMiPlaneta te invitamos a plantar un árbol; no solo darás un ejemplo maravilloso, sino que ayudarás a todos.

Fuente: greenpop.com